lunes, 8 de julio de 2013

"Filosofía ricotera", un libro sobre las letras de Los Redondos

En su libro “Filosofía ricotera”, Pablo Cillo analiza las letras de Los Redondos desde una mirada académica y se suma, así, a los anteriores intentos por descifrar la particular poética del “Indio” Solari.

Foto: Télam
Por José Sainz

El de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota pareciera ser un mito infinito. Los años transcurridos entre la disolución tácita del grupo y nuestros días no ha hecho más que agigantar los pasillos de un laberinto misterioso. Sería muy difícil encontrar todas las claves de este fenómeno único dentro del rock argentino, pero al menos es posible dar con algunas de ellas, como siempre lo fueron las letras de Carlos Solari, un poeta singular dentro de la música popular local. La pluma del "Indio", de hecho, ha sido una de las que más curiosidad han despertado entre diferentes clases de pensadores, un extraño privilegio al que podrían acceder artistas como Luis Alberto Spinetta o Atahualpa Yupanqui.
El histórico rechazo de Solari por las definiciones lineales de sus letras (¿de qué habla esa canción?) no impidió que algunos críticos o seguidores de su anterior agrupación pusieran manos a la obra, aunque con enfoques variados. Un repaso por estos intentos arroja las interpretaciones libres de Alejandro Rozitchner para su libro Escuchá qué tema (Editorial Planeta, 2003); la inclusión de algunas letras de Los Redondos en Antología PoetasRock (La Marca, 2003), cuya selección estuvo a cargo del periodista y escritor Gustavo Álvarez Nuñez; o, más recientemente, la lectura que el poeta Martín Gambarrota realizó sobre el disco Gulp! (1985) para 10 discos del rock nacional presentados por 10 escritores (Paidós, 2013).
La última incorporación a esa biblioteca redonda es Filosofía ricotera. Tics de la revolución (Del Nuevo Extremo), un ambicioso ensayo de Pablo Cillo, en el que intenta establecer una suerte de filosofía autónoma al tomar como materia de estudio las letras de la banda. "A partir del discurso poético ricotero podemos derivar una Filosofía en tanto visión de mundo coherente, organizada en torno a los problemas [...] que nuestra tradición cultural generalmente asigna a dicho campo epistemológico", se lee en una de las primeras páginas.
Superlógico
Cillo, Profesor de Filosofía por la UBA, cuenta que haber descubierto Luzbelito en su adolescencia fue decisivo no sólo para realizar este trabajo, sino para su posterior formación humanística. "Fue como un talismán que se apoderó de mí", dice a propósito de ese álbum, al que luego le seguiría el resto de la discografía ricotera, al mismo tiempo que cursaba la carrera universitaria. "Hace tiempo que tenía la idea de este libro. Recuerdo que una vez, en los pasillos de la facultad, se lo comenté a Mario Presas, un profesor muy respetado que utilizaba la poesía para relacionarla con conceptos filosóficos. Era un hombre sabio y calmo, pero cuando le hice el planteo se transformó y me dijo que estaba loco, como si hubiese nombrado al mismo demonio. Pero se sabe que al hombre, cuando le prohíben algo, le da más ganas de hacerlo", reconoce.
"A pesar de no conseguir un profesor que me avale, me puse a hacer un análisis serio, profundo, de las letras de los Redondos", continúa. "Un análisis filosófico que muestre que debajo de las letras, a través de todos los discos, hay una filosofía, una postura coherente frente a todos los grandes problemas de la disciplina. Y hay una postura autoconsciente de esas problemáticas, no son letras al azar".
El autor sostiene que para la comprensión de este trabajo no es necesaria una formación fuerte en filosofía, sino cierta disciplina de lectura y también una cuota de curiosidad. "A un adolescente que disfruta de Los Redondos probablemente se le presente como un desafío, pero también es una invitación a nuevas lecturas, para animarse a bucear en los conceptos vertidos dentro el libro. Personalmente, considero que algo deja de ser complicado cuando te da placer".
Frente a este trabajo, un asunto clave pasa por preguntarse qué clase de filosofía plantean las letras de Solari, si responden a alguna escuela o tradición en particular, o si presenta algún acercamiento a las teorías de otros filósofos en relación con determinadas temáticas, como la libertad o la esencia del ser humano. Para Cillo, se trata de un "discurso monista" porque no parte de la visión de un mundo escindido, dividido en dos.
Luego completa: "En sus canciones, lo alto y lo bajo, lo bueno y lo malo, Dios y el diablo, están mezclados en nuestro mundo. No se fragmenta la realidad entre lo que debe ser y lo que es. Por otro lado, hay una fuerte impronta nihilista, pero no pesimista. No está presente el tópico de la queja o el lamento, como en el tango, que es un nihilismo pasivo frente a una realidad angustiante y decadente. En Los Redondos hay un nihilismo creativo, afirmativo: el mundo se vino abajo, pero todavía queda la potencia del deseo del ser humano para transformar la realidad con su trabajo intelectual".
Redondos y cuadrados
Un seguidor atento de Patricio Rey sabrá que existe otro libro que se encarga de estudiar las letras del "Indio" Solari, pero lo hace en un registro paródico. Se trata de La cuadratura de la redondez (Interzona, 2011), de Ariel Magnus, una ficción redactada como un ensayo académico. Escrito en un tono deliciosamente irónico, recrea el trabajo realizado por un filólogo cordobés de nombre Atila Schwarzman, que habría perdido la cordura en su intento por comprender las letras de Los Redondos. El libro entonces recupera esas extrañas anotaciones, que posteriormente fueron intervenidas por otros académicos con similar grado de locura.
En su momento, Magnus le comentaba a VOS que ese trabajo surgió inicialmente como "una sátira sobre la interpretación académica", aunque también destacaba que el libro "funciona paradójicamente como un homenaje a la interpretación, pero a la libre, la imaginativa, que se acerca más a la inspiración que a otra cosa".
Consultado por esta obra previa, Cillo comenta que leyó el libro de Magnus, pero aprovecha para desmarcarse de esa zona interpretativa. "Yo me tomé las letras con mayor rigor científico, que es justamente lo que en ese texto se critica: la seriedad del analista. Pienso que el mejor modo de homenajear al resto de las interpretaciones es ofrecer una que quizás pueda servir de marco en donde todas las demás puedan convivir", plantea el autor, que también destaca que no se considera un fanático de Solari, sino alguien que disfruta de su música y sus letras, cuyo contenido muchas veces "toca temas universales, que uno podría encontrar en libros clásicos, como la Biblia".
Cillo cuenta que existe la posibilidad de que este libro llegue a manos del "Indio", a través de algunas gestiones entre la editorial y Julio Sáez, mánager del artista. "Ya tengo una idea de qué es lo que puede llegar a pensar él sobre este libro, pero prefiero no adelantarme", concluye y deja abierta la incógnita.

28 comentarios:

  1. desde mi punto intelecual humano... creo que para enetender al indio solari... hay que entender la vida misma.. en sus pequeñas y grandes cuestiones... desde la marca de un frasco de tomate... a un envolotrio de un caramelo, o un perfume que solo se consigue en el Ritz de Paris... y también vivencias o comentarios de terceros, mitología, lineas de autores de renombre o así también de personas que casi no existen en la realidad... el indio es un reflejo de la critica natural del ser humano... aparece en cualquier parte de la vida... así mismo es un gran creador de climas... y un minucioso trabajador de la esencia literal y narrativa. Creo que el Indio a pesar de que no me lo imagino callejeando para ver como es la vida en el azfalto... describe tal y cual ese lugar a pesar de no haber pasado nunca por ahi... el indio es conducta, imaginacion, critica, amor, desamor, infinito, eterno, finito, detallista, paranormal, etc... cae bien siempre... antes para mi era el Indio Solari desde una forma figurativa como Idolo.. pero el mismo dice que la idolatria no esta bueno... ya que nadie puede aseverar la verdad ... Ahora Es Carlos Solari. Un Gran Autor Y Compositor

    ResponderEliminar
  2. “canciones que cambiaron mi mirada del mundo”
    Ante el mutismo selectivo Solari a uno no le quedan muchas más opciones que escarbar “en el tacho de la basura de la cultura” las perlas que algunos nos tomamos el trabajo de encontrar.

    Celebro los intentos de dilucidar el entramado de interpretaciones posibles que nos generan las letras ricoteras, sobre todo cuando la obra de un artista como el Indio tiene la capacidad de mover la estantería de emociones en cientos de miles de nosotros.. Espero que el libro este a la altura de la circunstancia y que no quede en por ejemplo la mascarada fatua de Magnus y la otra aun peor de Boimvaser.

    De alguna u otra manera hay una resonancia que generan las letras del Indio… en mi caso, en el intento de comprender algo que me parecía ajeno y a la vez intimo decidí buscar y leer todas las entrevistas que brindó el Indio y que encontré dando vueltas por la cibernube .,no me alcanzaba y decidí buscar todos los autores que el Indio mencionaba, fascinado quede con la obra de W.Burroughs, Mcluhan, Bukowski, E. Symns ,H Miller, Rimbaud Baudelaire, Gourdjief, Castaneda y otros más que me marcaron profundamente.. Hay cosas de las que no se vuelven, comprender a Burroughs leyendo a Symns es muy interesante, ver el fantasma de Rimbaud en Artaud es tan fascinante como poder “ver” en las canciones del Indio los conceptos de tantos autores que te hacen pensar que al final “no encentras nada más que ideas que vienen de la noche de los tiempos, recreada por gente inteligente”

    Ya van 6 años desde que arranque a indagar en el universo ricotero, no me gusta la palabra fanático, pero me considero un admirador de lo que a mi entender el Indio transmitió desde un lugar en el que me sigue siendo tan ajeno como siempre, pero mucho más intimo.
    Guiyote de V. Constitución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Leelo. Si me argumentas que no está a la altura de las circunstancias, me voy hasta Villa Constitución y te reintegro el valor del texto.

      Saludos,

      Pablote de Constitución

      Eliminar
  3. Para entender la lírica Solariana (Juan C. Serqueiros dixit) habría que empezar por entender que la mayoria de los temas son "autorreferenciales", por tanto, habría que haber hecho el mismo camino y calzando sus zapatos.

    A quién "seriamente le interese una "aproximación" a la realidad, empiecen por acá ►

    http://www.esaviejaculturafrita.blogspot.com.ar/

    No compren "humo", eso ya lo vendió Deep Purple.

    Hasta Mendoza, en otro crimen más

    ResponderEliminar
  4. PUEDEN ACTUALIZAR ESTO POR FAVOOOR? O ES MUCHO PEDIR? ... QUIERO SABER QUE PASA CON LAS ENTRADAS, NO ERA QUE SALIAN A LA VENTA EL 8? Y EN NINGUNA PAGINA ENCUENTRO NADA...... !!!!1 -_-

    ResponderEliminar
  5. decia mallarme que un poema es un enigma que solo puede develar el lector... resulta entonces que a cada uno le dará un sentido personal cada vez que la cante o escuche... un sentido nuevo... siempre y cuando sienta las letras...

    ResponderEliminar
  6. NO HAY NADA Q ENTENDEEEEER , ESTA A LA VISTA TODO LO QUE ES , LO QUE GENERA. SOLO HAY QUE ESCUCHAR. BASTA DE MILES DE ESTUPIDOS QUERIENDO PONER TITULO A UNA MENTE . ESCUCHEN LEAN Y COMPRENDAN POR SI SOLOS DEJEN DE BUSCAR TIPOS QUE PIENSEN POR USTEDES Y LES PONGA TITULO A LO QUE SOMOS NOSOTROS Y NUESTRA PASION.

    ResponderEliminar
  7. demosle una oportunidad... es un academico en filosofia. no lo cre equivocado, a nuestro entendimiento, mas podria ser distinto.
    dejemos que uno mas ladre lo que tenga que ladrar ;)
    Ya lo encargue, merece ser leido.

    Bahiano de junin. 26 años... 10 de indiero... pues no pude ver a los redondos.

    ResponderEliminar
  8. Tendran alguna pagina donde pueda descargar el libro en pdf?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, pero si me das un mail, y me prometés que si te gusta lo comprás, yo te paso un adelanto de la parte que más te interese.
      Saludos,
      Pablo

      Eliminar
    2. loco me pasas la parte de Preso en mi ciudad y si esta bueno me lo compro

      Eliminar
    3. Aca te dejo mi Email maggo@hotmail.com.ar

      para que me mpases esa parte

      saludos

      Eliminar
  9. Pablo, desde ayer tengo el libro en las manos, estudio el profesorado de Filosofía en el Joaquín y soy ricotera desde la cuna. Mi novio, sabiendo esto me lo compró de sorpresa. Voy por la mitad..y si puedo hacerte alguna crítica, desde ya, con fines constructivos, te diría que el libro está muy bien, pero no creo que sea fácil de entender para quien en su vida leyó a Marx, a Freud o a Deleuze. Por otro lado, creo que te enfocaste demasiado en la cuestion "capitalista-sociológica", como si todo girara al rededor de eso, y en las letras de los redondos, por lo menos yo, encuentro referencias a muchas más cosas, es decir, a la mirada que tiene el autor sobre la sociedad sí, pero no todo desde la lógica capitalista/Marxista. Y por último, supongo que habrá sido un error de edición, pero el tema "Yo no me cai del cielo" dice "pero sí de un bar muy triste" y en el libro dice "pero he sido un barco solo y triste"..si hacés otra tirada, que lo pongan bien! jaja Te mando un saludo cordial. Yanina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1- “No creo que sea fácil de entender para quien en su vida leyó a Marx, a Freud o a Deleuze.” Totalmente de acuerdo, no es fácil de entender sin tener idea de dichos autores, pero para libros fáciles de entender sobre las letras de los redondos, ya hay otros intentos. Mi idea es mostrar que hay un conjunto de ideas subyacente a las letras que si no se analizan desde esquemas conceptuales complejos y con determinada orientación, se corre el riesgo de caer en otra interpretación simplista y rebajada. No quería que los intelectuales después digan que no están lo suficientemente fundamentadas las tesis sostenidas, ni mucho menos que metan mi trabajo en la misma bolsa que el de Boimbaser (A brillar mi amor) y de Magnus (La cuadratura de la redondez). La idea es abrir un campo que está vedado -por lo menos en la UBA-, tal es la interpretación filosófica de fenómenos artísticos populares. La idea no es que haya un trabajo de esta naturaleza, sino varios y que aborden la producción de otros artistas. Acá no tenemos un Descartes, un Derrida, un Focault, un Deleuze, un Marx, etc. Tenemos a Borges y mucho se ha escrito desde la Filosofía sobre sus textos, pero de Solari, que no tiene nada que enviarle como poeta a Borges, no había ningún abordaje serio, medianamente académico / riguroso. Ponete a pensar cuántos filósofos argentinos que hayan desarrollado una teoría articulada sobre los distintos temas que aborda la Filosofía viste en lo que va de tu carrera… Bueno, lo irreverente es mostrar que Solari tiene una visión de mundo coherente y con un desarrollo consciente de sí. Dicho en otras palabras, sus letras son lo más parecido a una Filosofía autóctona que uno puede encontrar por estos pagos… Además, La Filosofía es una disciplina compleja, las teorías de Marx, Freud y Deleuze también lo son, las letras del Indio sobrada fama tienen de crípticas; por todo esto, era de esperarse que el resultado del cruce entre todo lo anterior, fuese también complejo.

      Eliminar
    2. 2- “…creo que te enfocaste demasiado en la cuestion "capitalista-sociológica", como si todo girara al rededor de eso, y en las letras de los redondos, por lo menos yo, encuentro referencias a muchas más cosas, es decir, a la mirada que tiene el autor sobre la sociedad sí, pero no todo desde la lógica capitalista/Marxista.” Totalmente de acuerdo también. Me enfoque en esa cuestión por el siguiente motivo: La versión que lees es una síntesis de la versión original. Ésta tenía el doble de extensión e incluía un desarrollo sintético de las ideas necesarias para comprender el texto, es decir, lo necesario para solucionar el problema que mencionaste anteriormente. Pero nadie iba a comprar o leer un libro de 800 páginas (o por lo menos eso pensaron en la editorial, y no los puedo culpar, saben más del tema comercial que yo). La primera versión del trabajo era netamente heideggeriana, pero me dí cuenta al llegar a Luzbelito que esta filosofía no calzaba bien con la clara tendencia inmanentista de la poesía ricotera. Por ello tuve que replantearme la cuestión y elegir un esquema conceptual diferente. Lamentablemente si quería argumentar la existencia de una Filosofía ricotera, tenía que presentarla del modo más coherente y sistemático posible, motivo por el cual tuve que elegir un esquema conceptual y no varios, por ello se hizo hincapié en el que mencionás. Esto, una vez más, tiene que ver con la necesidad de hacer al trabajo lo más contundente posible con la intención de prepararlo para las eventuales críticas desde las posturas más conservadoras. Lo anterior, pensando que impugnarían la tesis principal, tal es la existencia de una filosofía ricotera. Además, si yo presentaba una serie de ideas inconexas entre sí, y utilizaba varios esquemas, hubiese hecho uno más de esos trabajos como Pink Floyd & Philosophy, Bob Dylan & Philosophy, etc. en los que las letras son utilizadas como mera excusa para referir a conceptos concebidos como lo central y elevado. En fin, para hacer el trabajo fuerte desde el punto de vista argumental, había que decidirse por un esquema, y el elegido fue el me pareció más adecuado… Me concederás ese punto? Por último, evidentemente la poesía vale por su potencia semántica intrínseca, y dado que la de Solari es muy buena, se podría analizar y extraer muchas interpretaciones distintas de los temas. Pero la idea era mostrar una Filosofía, un desarrollo determinado con determinada orientación. Para ello había que tomar una decisión que implicaba realzar determinados significados y dejar de lado otros. Lamentablemente yo me plantee el laburo de modo muy pragmático porque sabía que me metía en un campo complicado (no sólo me pondría en contra a los ricoteros, por meterme a interpretar algo sagrado -para ellos-, sino también a los intelectuales porque me metía con algo mundano -para ellos-). Más allá de todo esto, creo que lo interesante sería que vos y tus compañeros pueden combatir mis tesis, completarlas, o lo que mejor les parezca.

      Eliminar
    3. 3- “…supongo que habrá sido un error de edición, pero el tema "Yo no me cai del cielo" dice "pero sí de un bar muy triste" y en el libro dice "pero he sido un barco solo y triste"..si hacés otra tirada, que lo pongan bien!” Es cierto lo que decís, en el librito del disco dice eso. Ahora bien, agarrá el disco, ponelo en el reproductor y escuchalo (lo dice a los 50 segundos de comenzado el tema). Yo no tengo muy buen oído pero escucho claramente lo que puse en el libro, y para mí es más importante lo que escucho en el tema que interpreto que lo que está escrito. No sé si estás de acuerdo con este principio metodológico, pero bueno, quería mostrarte que había una razón y que no era un descuido o un error de la edición.

      Eliminar
    4. 4. Yanina, muchas gracias por tus palabras, sos la primera persona (fuera de mi familia) que me hace un comentario del libro porque lo leyó (o al menos parte de él). Si te interesa algo de lo mencionado anteriormente (introducción filosófica completa o versiones alternativas heideggerianas), me decís por este medio y te las mando. Me encantaría poder discutir sobre el tema en cualquier espacio, así que si en el Joaquín ves que se puede armar algo, hacemelo saber. Saludos, Pablo Cillo.

      Eliminar
  10. 5- Le hice escuchar el tema a mi mujer, que siempre tiende a pensar que estoy equivocado (esta no es la excepción), dice que escucha "barco", no lo que sigue después (...solo y...). Así que puede ser que la frase no sea ni como digo yo, ni como figura en el libro... O puede ser que tengas razón vos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo..te juro que lo volví a escuchar y escucho "pero si de un bar muy triste" capás estoy influenciada por haberla leido..o me estaré quedando media sorda jaja todo puede ser!
      Sobre lo que me decís del debate en el Joaquín, dale! yo lo voy a proponer a ver que les parece, no creo que sea este año, ya que estamos con problemas internos (amenazas,homologación/no-homologación de títulos,etc)pero supongo que se prenderán!
      Por otro lado, me encantaría recibir las versiones que tengas, de hecho estoy pensando seriamente en hacer mi tesis sobre el rock y la politica en argentina, y estaria bueno tener fuentes de calidad para citar, ya que otros libros dejan mucho que desear, supongo que se debe justamente a que no tomaron posicion como vos y prefirieron "quedar bien con dios y con el diablo" (entiendase "intelectuales y ricoteros" aunque cabe aclarar que esta dicotomía me suena bastante mal, ya que serían excluyentes uno del otro y hay casos, como el mio por lo menos, donde no encuentro la linea divisoria)
      Entiendo lo que comentás, sobre la mirada que le diste, de hecho creo que "la filosofía ricotera" es una filosofia super Marxista, el tema es que no creo que todo refiera a eso..hay letras en las que yo hubiera encontrado otra explicación, aunque no por eso la tuya es menos válida, por supuesto. De eso mismo se trata la musica de Solari, no? De la interpretación, es como Heráclito jaja vos me entendés.
      No me tenés que agradecer la lectura, para mi es un placer todo lo que trate de los redondos y de la filosofia (otra vez la dicotomía que no me gusta).
      De hehco, te puedo asegurar, como "casi docente", que es una gran herramienta para dar Filo en los colegios secundarios y por eso te agradezco yo a vos.
      Cualquier cosa indicame donde puedo contactarte para que me mandes la version no publicada.
      Un abrazo.
      Yanina.

      Eliminar
  11. Estoy escuchando radio del plata... TEndrías que re escuchar el audio de esta entrevista y contar cuantas veces dijiste 'digamos'... No pude escucharte ni prestarte atención, porque ni bien me di cuenta que decías digamos todo el tiempo, me irritaba cada vez que lo volvía a escuchar, pasando por alto al resto... Después contanos cuantas veces lo dijiste jaja deben haber sido unas 30 veces fácil jaja Voy a ver si consigo el libro, suena muy interesante.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenes razón. Todavía me pone ansioso tener que expresarme en tan poco tiempo. Estoy acostumbrado a hacerlo en otros términos. Necesito cada segundo para expresar una idea y se que si meto una coma me cambian de tema, así que se ve que inconscientemente cubro las comas con "digamos", para abortar la posibilidad de que el otro meta bocado. Me imagino que no debe resultar agradable para el que escucha. Trataré de mejorarlo para la próxima.

      Eliminar
    2. pablo! Me gustó el libro. Soy de Historia pero investigo cosas parecidas. me parece que hay muchas cosas para trabajar y vindicar. de verdad, muy interesante. felicitaciones!

      Eliminar
  12. Pablo despues de una entrevista a Radio Provincia de La Plata me decidi a comprar el libro, si bien suelo leer me lleva unas cuantas releídas de paginas tomar los conceptos, pero a medida que pasan las paginas voy entrando mas en el libro, mi consulta es: Porque comenzas analizando Barbazul desde Charles Perrault y no divina TV Führer desde 1984 de George Orwell? si creo que tiene una gran referencia a ese escrito, mas allá del análisis que haces desde otro punto de vista,en Barbazul das un pequeño resumen del cuento y Divina no lo mencionas? saluos y felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás, por un simple motivo, no se me ocurrió. Verás, he leído muchos más libros de Filosofía que de Literatura y el libro que mencionás, no lo leí. Ese es un buen motivo para que no se me haya ocurrido, ja!! De todos modos, creo que eso es una virtud del libro, que vos puedas encontrar un sendero en el que volcar tus experiencias de vida, las de lector, etc.
      Además, pensá que este es el primer trabajo -hasta donde tengo entendido- en el que se hace un abordaje riguroso de las letras desde un campo de estudio determinado; y no el remanido análisis del fenómeno ricotero en general o tomar las letras para decir cualquier cosa. A partir de este punto de vista, de esta voluntad de analizar a los redondos sistemáticamente desde lo que es su aporte fundamental al pensamiento local, tal son las letras, podrán venir otros análisis: la Psicología, la Sociología, la Historia, la Teoría literaria, etc. deben realizar sus propios aportes en este trabajo (y quédate tranquilo que tarde o temprano lo harán). Nunca hubiese podido contener todo (ni siquiera una parte) lo que se puede decir desde los puntos de vista anteriores sobre las letras de los redondos en un libro de 400 páginas... Ahí aparecés vos y los demás.
      Cada vez que vos veas que algo falta en el libro, o que lo hubieses hecho de otro modo, es que estás leyéndolo bien. Entonces se abre una bifurcación, una nueva rama. Eso es la vida. Lo importante no es que el libro se constituya en La Interpretación, sino que el intento sea considerado válido, más allá de que se esté o no de acuerdo con el contenido. Que alguien esté de acuerdo en todo me parecería un extremo pernicioso, porque mi maquinaria de pensamiento, en vez de haber liberado el pensamiento de los demás, lo habría encerrado. El otro extremo, que alguien desacuerde en su totalidad con el planteo, también me parece inconducente porque implicaría que el planteo está demasiado desapegado de la realidad, que es un delirio, hablando en criollo. Entre ambos extremos, creo que uno puede encontrar posibilidades interesantes.
      En otras palabras, es un libro para amarlo y odiarlo, para pelearse con él y dejarlo, y agarrarlo cuando vuelva el deseo de bucear más profundo, hasta que duela. Y tomar aire, detenerse en otras posibilidades, como la de 1984. Quizás escribir algo, o charlarlo con amigos, familiares, compañeros de trabajo o estudio, o con tu mujer, o con la almohada, etc. El objetivo final del texto, y creo que el de la poesía ricotera también, es el de liberar sentido. Para hacerlo hay que generar condiciones para nuevas conexiones, insospechadas hasta entonces. Si el libro genera nuevas conexiones, cumple su cometido, sino, fracasa y se hunde en la noche eterna de lo indiferenciado (junto con las letras de miles de bandas y toda la cultura refritada hoy impuesta). Vos trajiste una nueva conexión, eso es sagrado. Así que cada vez que surja una de ellas no pienses, ¿¿Por qué el autor, fuese Solari, yo, o cualquier otro, esa fuente de sentido más o menos consistente, falló??, pensá más bien que lo que aprendido a pensar como una falla, pueda ser quizás el estrecho y escondido corredor por el que podés llegar a un lugar insospechado hasta ese entonces: lo nuevo, lo original, etc. Eso es lo más interesante, no todo lo que puede levantar muros que encierren tu cerebro, sino todo aquello que pueda robarlo de allí!!!
      Ah, te digo que en otros temas recorte un montón de material, si leés más arriba lo explico, el libro, de haber tenido la introducción filosófica que yo escribí, y todos los ejemplos, citas y argumentaciones del texto original, hubiese tenido 700 u 800 páginas, lo que la editorial me dijo que no sería del todo conveniente desde el punto de vista comercial. Me dijeron que no lo haga más sencillo, sino más corto, con lo cual quedo, por así decirlo, muy concentrado.

      Muchas gracias por el aporte y la felicitación. Eternamente agradecido por el voto de confianza.

      Abrazo,

      Pablo Cillo

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Hola Pablo, soy un admirador de los Redondos, el indio, sus letras y poesia. Tengo serias intenciones de leer tu libro pero no termino de animarme ya que leí que es necesario tener conocimientos de los autores con los que trabajaste en el libro. Soy abogado y en mis estudios en la uba lei varias cosas, mas que nada de filosofia politica (Marx, etc), tambien por decision personal, pero tal vez no la necesaria para encarar este libro. Te pido tu sincera opinion para ver si me lanzo finalmente o no. Gracias y saludos, Lucas.

    ResponderEliminar
  15. https://es.scribd.com/doc/250878863/Los-Pasajeros-Del-Rey-Patricio
    Origenes de Patricio Rey y sus Rendonditos de Ricota. La banda en La Plata años 70 y principios de los 80. Mufercho, Skay Bellinson. La negra Poli.

    ResponderEliminar